Volver a la Página Principal  
Catálogo de Trastornos DSM-IV

Anorgasmia

Ansiedad y Depresión

Ataques de Pánico

Brote Psicótico

Bulimia y Anorexia

Depresión y Ansiedad

Discapacidades Motoras

Disfunción en la Erección

Diversas Problemáticas Sexuales

Dolor en el coito

Enuresis

Esquizofrenia

Estrés

Eyaculación Precoz

Fetichismo

Fobia Social

Fobias

Hipocondría

Histeria

Melancolía

Neurosis

Neurosis Obsesiva

Obesidad

Paidofilia

Paranoia

Pérdida del Deseo Sexual

Perversiones

Problemas de Aprendizaje

Problemas de Conducta

Psicosis

Sadomasoquismo

Síndrome del Niño Hiperactivo

Sueño

Suicidio

Trastornos de Adaptación

Trastorno Obsesivo Compulsivo

Trastornos Bipolares

Travestismo

Vaginismo

Violencia Familiar

Otras Parafilias
Pedofilia
Voyeurismo

 

Voyeurismo -Exhibicionismo

Según el manual de diagnóstico de los trastornos mentales (DSM-IV) tanto el voyeurismo como el exhibicionismo se encuentran dentro de la categoría de parafílias, ubicada dentro de la categorización mayor de “Trastornos sexuales y de la identidad sexual”.

 

El voyeurismo se define como fantasías sexuales recurrentes y altamente excitantes, impulsos sexuales o comportamientos que implican el hecho de observar ocultamente a personas, desnudándose o que se encuentren en plena actividad sexual.

El exhibicionismo se define como fantasías sexuales recurrentes y altamente excitantes, impulsos sexuales o comportamientos que implican la exposición de los propios genitales a un extraño que no lo espera.

El manual indica que estas fantasías e impulsos sexuales se registran durante un período no inferior a los seis meses y provocan un malestar clínicamente significativo o un deterioro social, laboral o de otras áreas de la actividad del individuo.

 

La definición del DSM-IV lleva implícita la concepción clásica, pero otras lecturas permiten pensar que esa definición resulta bastante acotada. Es posible ver conductas de exhibición que no impliquen mostrar necesariamente los genitales, o personas autodefinidas como exhibicionistas que no sufren de un malestar significativo al respecto, sino que en todo caso fomentarían que el malestar recaiga sobre otros.